Canalsecurities

La incertidumbre del Ómicron

En principio la nombraron “B.1.1529”, pero es un nombre inusual para comentar la mutación de un virus que ha causado tanto daño. A cambio, decidieron llamarla Ómicron y mientras los norteamericanos celebraban el día de acción de gracias, empezaron los problemas, ante la divulgación de la nueva cepa, originaria de Sudáfrica.

Reino Unido y Singapur prohibirán temporalmente los vuelos desde Sudáfrica y también desde otros cinco países africanos por preocupaciones sobre la nueva variante. Si bien las diferentes versiones del virus se descubren con bastante frecuencia, las reacciones de los científicos reconocidos siempre generan preocupación y dudas. El número de mutaciones y la diferencia con las encarnaciones anteriores han hecho sonar las alarmas y nadie sabe exactamente qué sucederá a continuación.

Sin embargo, entre abundantes vacunas y tratamientos emergentes, Europa está mucho mejor equipada para hacer frente a la pandemia que el invierno pasado. Los estrategas de primera línea de Wall Street están tranquilos. Morgan Stanley, JPMorgan Chase y Goldman Sachs Group, han dicho que la reciente reinfección en la región es temporal y el mercado seguirá aumentando durante el próximo año, tal vez, adelantándose prematuramente a los resultados sobre Ómicron, algo de lo que si saben los científicos.

En cualquier caso, solo el 6.6% de los africanos están completamente vacunados, lo que significa que todavía no existe un escudo contra una catástrofe en el continente con más de 1.300 millones de personas.

Ya se han identificado casos en Hong Kong, Israel y Europa.

El viernes se registraron ventas masivas de petróleo crudo, con retrocesos no vistos en más de un año, aparentemente rompiendo la tendencia alcista que persistió desde los confinamientos por la pandemia el año anterior. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió que Ómicron podría provocar una rápida propagación de la infección con “consecuencias significativas”. Los científicos sudafricanos han señalado que al parecer la variante es muy contagiosa, pero es probable que las vacunas existentes eviten que la enfermedad se agrave. Los médicos del país dijeron que los síntomas de los pacientes eran más leves que los que se infectaron con la variante Delta.

A muchos estadounidenses se les arruinó la ensalada de pavo con la noticia, por la aparición de la mutación del COVID-19, seguida de los mercados financieros. En cuanto al miedo que provocó la mayor indigestión del año, se teme que Ómicron revierta dos años de progreso en la lucha contra el COVID-19, cuando las enfermedades solo pueden mutar hasta cierto punto, por lo menos, hasta que se consiga la inmunidad de rebaño.

Es demasiado pronto para decir que Ómicron será una versión más suave del COVID-19 o será lo suficientemente fuerte como para sobrepasar a la variante Delta. Igualmente, también es muy pronto como para perder todas las esperanzas.

En la medida en que afecte a la actividad económica, se podrían afectar también los precios, en particular las materias primas como el petróleo. El supergrupo menos popular del mundo, la OPEP+, se reúne esta semana con todo tipo de nuevas razones para limitar la producción de petróleo, y los banqueros centrales podrían tener una excusa en que Ómicron retrasaría sus políticas de endurecimiento.

Por otra parte, Mohamed El-Erian (jefe Asesor Económico en Allianz) sostiene que la inflación es inevitable. Si la variante mantiene a los trabajadores portuarios y a los conductores de camiones en casa nuevamente, eso podría aumentar los precios y empeoraría los niveles de inflación.

La eficacia de las vacunas es una gran preocupación. Es bien sabido que las personas que reciben vacunas no deberían necesitar ser hospitalizadas, pero será necesario realizar pruebas para verificar si ese sigue siendo el caso.

El factor de impacto del COVID-19, está casi agotado y el subproducto de los esfuerzos de la sociedad para combatirlo, es ahora el enfoque principal. El próximo año debería parecerse muy poco al anterior, y el mercado se está preparando para eso. Ha sido una transición lenta pero constante durante todo el año, ya que el liderazgo en el mercado comenzó a disminuir durante el pico del primer trimestre con los rendimientos de los bonos del Tesoro a la baja y no se ha detenido desde entonces. Si no fuera por la tecnología de gran capitalización, los índices estarían en un lugar muy diferente.

La pandemia por el COVID-19, no solo fue bueno para el mercado de valores. Fue el sueño más salvaje de un toro. La pandemia arrastró las tasas de interés a la baja, estimuló enormes cantidades de apoyo gubernamental y aceleró la demanda de productos y servicios ofrecidos por las empresas de tecnología más grandes del mundo. El resultado fue la subida de precio de las acciones más grande desde la época de las “puntocom”.

¿Qué tiene de diferente esta variante?

Según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, la mitad de los cambios se producen en el dominio de unión al receptor, que es esa parte de la proteína que se une a la ACE-2 humana y es la enzima a la que el coronavirus se dirige para ingresar a las células y causar la infección.

¿De dónde vino?

Se informó por primera vez a la OMS desde Sudáfrica el 24 de noviembre, aunque la agencia dijo que la primera infección confirmada conocida fue de una muestra recolectada el 9 de noviembre.

¿Qué tan extendido está?

  • Los primeros resultados de la prueba de PCR mostraron que el 90% de los 1,100 casos nuevos notificados el 24 de noviembre en la provincia de Sudáfrica que incluye a Johannesburgo, fueron causados ​​por la nueva variante.
  • En la vecina Botswana, las autoridades registraron cuatro casos el 22 de noviembre, en personas que estaban completamente vacunadas.
  • En Hong Kong se descubrió que, un viajero procedente de Sudáfrica tenía la variante, y se identificó otro caso en una persona en cuarentena en una habitación de hotel al otro lado del pasillo. 
  • Israel también ha identificado un caso en un hombre que viajó recientemente a Malawi. También se han notificado casos en Bélgica, Italia, Alemania y los Países Bajos.
  • El Reino Unido ha detectado tres casos de COVID-19, causados ​​por la variante Ómicron.

¿Qué tan preocupante es esta variante?

Dadas las mutaciones, la probabilidad de una mayor propagación potencial de Ómicron a nivel mundial es alta, dijo la OMS en un documento técnico de información el 29 de noviembre.

¿Qué recomienda la OMS?

  • Mantener una distancia física de al menos 1 metro (3 pies) de los demás;
  • Usar mascarilla de forma adecuada;
  • Abrir ventanas para mejorar la ventilación;
  • Evitar espacios mal ventilados o concurridos;
  • Lavado de manera frecuente;
  • Toser o estornudar con un codo o un pañuelo doblado;
  • Vacunarse.

¿Qué debemos buscar a continuación? 

En Estados Unidos, que recientemente levantó una prohibición de un año al turismo en gran parte del mundo, el principal asesor médico Anthony Fauci, dijo que quiere ver más datos. BioNTech espera los primeros datos de las pruebas de laboratorio sobre cómo interactúa con su vacuna dentro de dos semanas.

Si bien las prohibiciones de viaje hasta ahora afectan principalmente a los viajes desde Sudáfrica, donde se identificó por primera vez a Ómicron, están apareciendo casos en todo el mundo, lo que hace que sea probable que haya más restricciones de viaje, si la tensión resulta ser tan peligrosa como se temía inicialmente.

Las líneas de cruceros fueron nuevamente las más afectadas por la venta masiva, ya que los tres operadores más grandes sufrieron pérdidas de dos dígitos el viernes. Las aerolíneas y las empresas de reservas online también sufrieron pérdidas que superaron con creces la tendencia general a la baja. En el otro extremo del espectro, subieron las acciones de los fabricantes de vacunas Pfizer y Moderna, mientras que otros “ganadores de la pandemia” como Zoom, Peloton y Netflix también eludieron la venta masiva.

En medio de los temores de que la variante de COVID-19, recientemente descubierta, pueda interrumpir los viajes globales una vez más. La Organización Mundial del Turismo (OMT) publicó el domingo su última actualización sobre el estado del turismo internacional. Según el último barómetro del Turismo Mundial, la actividad de viajes global se recuperó bruscamente en el tercer trimestre de 2021, aunque se mantuvo muy por debajo de los niveles prepandémicos.

Si bien el último repunte es ciertamente alentador, la recuperación del sector turístico mundial ha sido más lenta de lo que muchos habían anticipado el año pasado. Según su última previsión, la OMT (Organización Mundial de Turismo) espera que las llegadas de turistas internacionales se mantengan entre un 70 y un 75 por ciento por debajo de los niveles de 2019 este año. Eso se traduce en aproximadamente $1 billón en ingresos de exportación no percibidos, que ascendieron a $ 1,7 billones en 2019 y se espera que alcancen $700 a $800 mil millones este año. Sin embargo, este pronóstico podría resultar demasiado optimista si la variante Ómicron resulta ser tan peligrosa como se temía inicialmente.


Joel Moran