Canal Securities

Netflix el gigante del streaming

Netflix tuvo su mayor crecimiento de suscriptores del año, superando las estimaciones de Wall Street, gracias a la popularidad de Squid Game, su drama emergente de Corea del Sur. La compañía espera un cuarto trimestre con más optimismo.

Netflix agregó más suscriptores nuevos de los que pronosticó en el tercer trimestre, pero la mayoría de ellos estaban fuera de EE. UU. en donde la competencia ha crecido. El gigante del streaming informó que sumó 4.4 millones de nuevos suscriptores netos en el trimestre, superando las expectativas de los agentes del mercado que ubicaban la cifra en 3.5 millones, lo que eleva el total de suscriptores globales pagados de Netflix a más de 213 millones. La compañía solo agregó 70,000 usuarios en los EE. UU. y Canadá. Las cifras plantean dudas sobre si el crecimiento de Netflix se ha estancado en los Estados Unidos. En los últimos 12 meses, ha agregado menos de 1 millón de nuevos suscriptores. La región de Asia-Pacífico estuvo entre las más fuertes y representó la mitad de los nuevos suscriptores en el trimestre, con 2.2 millones de nuevos clientes.

Netflix dijo que “Squid Game” se ha convertido en su programa más popular hasta la fecha, con 142 millones de hogares que han visto la serie. Fue el programa número uno en 94 países. Las películas que tuvieron también un buen desempeño incluyeron “Sweet Girl” y “The Kissing Booth 3”. El servicio de transmisión también espera recibir un impulso en el trimestre actual con el regreso de series populares como “Cobra Kai” y “Tiger King”. Netflix dijo que cambiaría la forma en que divulga los datos de audiencia. Actualmente solo informa sobre la cantidad de espectadores que miran al menos dos minutos de un programa. En el futuro, Netflix informará sobre el total de horas vistas. Las acciones de Netflix (NFLX) han subido un 24% desde julio, pero cayeron ligeramente después del informe de ganancias. Durante el tercer trimestre, Netflix adquirió Night School Studio, su primera adquisición de estudio para videojuegos.


Joel Moran