Canal Securities

Cobre: ¿Superciclo? ¿Cómo lograr exposición?

La demanda de cobre podría incrementar en un 6.5% durante los próximos 10 años.

Hace unos meses, cuando se empezaba a vislumbrar una recuperación económica mundial a partir del daño ocasionado por el COVID-19, el consenso del mercado parecía que estaba muy claro de que el lugar en el cual se tenía que invertir en el 2021 era el sector de materia prima.

Actualmente, la perspectiva parece que no ha cambiado demasiado y ahora muchos se preguntan si ya se podría considerar que estamos ante el inicio de un superciclo para el sector.

Dentro de las materias primas, una que ha estado liderando la subida de precios y acaparando los titulares de noticias es el cobre.

Como podemos observar en la gráfica a continuación, el precio del cobre ha logrado marcar nuevos máximos luego de diez años. Los niveles actuales de cotización son nuevos y todavía es acelerado determinar si estos precios serán sostenibles durante los próximos meses.  

El cobre es el tercer metal más utilizado en el mundo después del hierro y el aluminio. Se utiliza principalmente en industrias muy cíclicas como la construcción y la fabricación de maquinaria industrial. Actualmente, según un informe elaborado por Bank of America, los niveles de inventarios medidos en toneladas métricas se encuentran en niveles de hace quince años atrás, con los cuales la oferta actual solo alcanzaría a cubrir tres semanas de demanda. Para complementar estos datos, si consideramos el acelerado ritmo de recuperación económica que ha presentado China impulsado principalmente por su elevada producción industrial, el debilitamiento del dólar por un periodo prolongado y los elevados paquetes de estímulos fiscales entre los cuales podemos mencionar el nuevo plan de infraestructura de Estados Unidos, consideramos que el aumento en el consumo global de cobre superará por mucho el aumento de la oferta en los próximos meses.

Ahora, si a los factores mencionados también añadimos el escenario que se vislumbra para próximos años de un mundo con energías más limpias, una descarbonización acelerada y una creciente demanda de vehículos eléctricos, pensamos que el cobre puede jugar un papel fundamental y que puede tener una ventaja competitiva respecto a otros metales. Según un informe de Bloomberg, la demanda de cobre por estos segmentos de la economía podría incrementar en un 6.5% durante los próximos 10 años.

Si ese dato a primera vista no llama la atención, hay que considerar que en los últimos veinte años el crecimiento de la demanda del cobre ha estado en un 2.2% y que un incremento adicional del 1% puso al cobre en un territorio de superciclo.

Fuente: Bloomberg Intelligence (Datos en millones de toneladas).

¿Cómo podemos lograr exposición al cobre?

El cobre, como la mayoría de las materias primas, se puede negociar en diferentes mercados financieros. La forma más directa sería a través de futuros, ya sea en el CME (Chicago Mercantile Exchange), NYME (Ney York Mercantile Exchange) o LME (London Mercantile Exchange), entre otros. Sin embargo, invertir en este tipo de mercados puede ser más complejo para inversionistas minoristas ya sea por tema de grandes volúmenes de negociación, por los costos elevados, o porque se necesita un conocimiento más profundo del mercado de futuros para realizarlo de forma correcta.

Sin embargo, a través del mercado de renta variable podemos lograr obtener una exposición al metal ya sea mediante empresas que dedican en un mayor o menor porcentaje de su negocio al cobre o a través de un fondo cotizado que replique el comportamiento del precio del cobre o que siga diversas empresas que estén expuestas a la variación de precios del metal. Entre algunas empresas destacadas podemos mencionar las siguientes.

  • Freeport – McMoran: Una de las empresas más grandes de minería a nivel mundial, que lidera la producción de cobre.
  • Glencore PLC:  Es una empresa diversificada de recursos naturales, cotiza en Londres.
  • Antofagasta PLC: Empresa que es dueña y opera minerías de cobre en Chile, cotiza en Londres.
  • First Quantum Minerals: Es una empresa que se dedica a explorar, extraer y producir cátodos de cobres, cotiza en Canadá.
  • Rio Tinto: Es una empresa minera que tiene como de sus principales focos de negocio la extracción de cobre, la acción cotiza en Londres y en EE. UU. a través de ADR´s.
  • Southern Copper: La empresa realiza operaciones de minería en Perú y México siendo un importante productor y refinador de cobre, cotiza en EE. UU.

Como fondos cotizados que podrían beneficiarse de un incremento del precio del cobre, podemos mencionar los siguientes:

  • GLOBAL X COPPER MINERS ETF
  • UNITED STATES COPPER INDEX
  • IPATH SERIES B BLOOMBERG COP
  • INVESCO DB BASE METALS FUND

Estos son algunos productos que a priori tienen exposición a las variaciones del precio del cobre. Sin embargo, en ningún momento es una recomendación de que sea el momento adecuado para comprar este tipo de empresas.

En conclusión, consideramos que el cobre es un jugador clave en los próximos años debido al gran uso que puede llegar a tener en la transición a un nuevo mundo. El esfuerzo que se han comprometido a realizar los Estados Unidos, Reino Unido y Europa por alcanzar una economía más limpia reduciendo la emisión de dióxido de carbono, la gran demanda industrial del lado asiático, la demanda de la industria eléctrica de automóviles y considerando que según el último informe de la IEA la oferta de cobre hasta el año 2030 no va a sobrepasar el 80% de la demanda, no está alejado de la realidad pensar que el precio podría mantener una tendencia alcista en su precio de cotización. Algunos grandes bancos han mencionado que el precio para los próximos años por tonelada podría estar entre 13,000 y 20,000 por tonelada métrica lo que es igual a un precio entre 6 y 9 por libra.

Si quieres conocer más acerca de nuestra opinión del mercado y nuestras mejores fórmulas de inversión, déjanos tu información en el siguiente formulario:

Marcos Velez