Canal Securities

Efecto de rotación sectorial: El beneficio del posicionamiento adecuado

Las nuevas mega tendencias seguirán teniendo un papel preponderante en los próximos años.

Es evidente que la pandemia ocasionada por el COVID-19 ha significado un daño económico muy grande para la mayoría de los sectores de la economía a nivel mundial. En el caso de los mercados financieros, ha habido un antes y un después para los principales sectores.

El confinamiento a nivel mundial ha servido de catalizador para sectores como el tecnológico, que ha tenido un rendimiento de +42.2% en el año 2020. Sin embargo, también ha influenciado de sobremanera en que sectores como el de energía y el financiero hayan caído -50% y -21% respectivamente.

Después de la llegada del COVID-19, la atención por parte de los inversionistas estaba puesta en el resultado de las elecciones en Estados Unidos, el programa de vacunación a nivel mundial, los inmensos paquetes de ayuda fiscal por parte de los diferentes bancos centrales y la reapertura de la economía a nivel mundial. Considerando este escenario, se podía entender que ante las elevadas expectativas de una mejor situación global antes de lo esperado y tras las primeras señales de una reapertura económica importante a nivel mundial, los sectores que habían sido los más golpeados en los primeros tres trimestres del año 2020, iban a repuntar.

Hace unos meses se empezó a hablar acerca de un fenómeno conocido como el efecto de rotación sectorial de los flujos monetarios. Este fenómeno consiste en llevar los fondos invertidos de un sector económico a otro que no estaba siendo favorecido por las diferentes circunstancias del mercado. Para verlo de otra manera, esto sería igual a retirar los fondos de un sector que ya ha sido beneficiado por las coyunturas del mercado para evitar que en un futuro a corto plazo pudiera verse afectado de manera negativa.

En las siguientes imágenes podemos observar claramente la rotación sectorial mencionada que comenzó en el mes de noviembre del 2020.

Ante este tipo de escenarios, consideramos que la gestión activa de los administradores de portafolios puede ser determinante, con pequeños ajustes en los momentos precisos. En este caso específico, las expectativas de una recuperación económica estaban presentes. Por lo tanto, ante el interés de los inversionistas de tener exposición al índice de referencia a nivel mundial (S&P500), se podría lograr una gran diferencia eligiendo un fondo cotizado (ETF) que otorgue el mismo peso a todos sus componentes (RSP US) en comparación a uno que esté basado en la capitalización del mercado de cada uno de los componentes (SPY US).

Como podemos observar a continuación, la capacidad de entender la situación global y conocer los diferentes productos que nos pueden ofrecer los mercados financieros, pueden ser catalizadores de mejores oportunidades.

La gran pregunta es:  Esta tendencia que estamos viendo actualmente, en la que las empresas de valor (energía, finanzas, entre otros) rinden mejor que las empresas de sectores de crecimiento (tecnología, consumo, entre otros)… ¿puede terminar pronto o apenas está comenzando?.

Técnicamente, si consideramos el comportamiento relativo del sector de valor respecto al sector de crecimiento, podemos observar que la tendencia venía siendo muy desfavorable en los últimos años. Como se observa a continuación, éste comportamiento es similar a nivel mundial, como en Europa o en Estados Unidos.

MSCI WORLD VALUE VS MSCI GROWTH VALUE

MSCI WORLD VALUE

MSCI US VALUE

MSCI EU VALUE

Sin embargo, como pudimos observar técnicamente, parecería que esta tendencia podría estar cambiando. Por otro lado, el escenario global indica que el ritmo de vacunación en muchos lugares, (EE. UU como mayor ejemplo), está por encima de lo esperado, la continuidad de estímulos fiscales es algo que no se puede descartar y las expectativas de crecimiento económico a nivel mundial son mejores que lo esperado hace unos meses. Ante todo lo mencionado, se podría considerar que si la economía continúa con su etapa de recuperación, los sectores más favorecidos a corto plazo serían los cíclicos, que en este caso están acompañados principalmente por las empresas de valor.

Para finalizar, no se puede descartar que las nuevas mega tendencias (Inteligencia artificial, tecnología 5G, autos eléctricos) en las cuales se apoyan las empresas de alto crecimiento, seguirán teniendo un papel preponderante en los próximos años y que sin duda estarán en el centro de atención de los inversionistas por mucho tiempo.

Para mayor información acerca del mercado bursátil y su comportamiento puede dejarnos sus datos y pronto será contactado.

Marcos Velez