Canal Securities

La ciberseguridad también cotiza en bolsa

Estas compañías no se sustentan sobre grandes conglomerados y trabajan desde hace varios años, brindado soporte a diferentes sectores económicos.

Dentro de la estructura remota y virtual en la que se vive actualmente, la exposición a la hackeo de personas y empresas se ha incrementado vertiginosamente.

Y es que dentro de la industrialización, se ha venido trabajando por décadas en llevar procesos manuales que requerían cierta cantidad de personas, hacia lugares en los que prima la inteligencia artificial.

La música, la televisión y las noticias caben en una pantalla de menos de seis pulgadas. Y esto fue producto de la innovación tecnológica.

Los servicios bancarios, de transporte, alimentos y salud ya se demandan de manera remota y toda la información que se comparte queda en un servidor o servidores que estructuran la nube de datos. Mientras que en el sector industrial se programan máquinas, materiales y entregas.

Y ante la creatividad constante del ser humano, el reto estará en evitar el hackeo, robo de información y dinero. Los piratas virtuales han hackeado no sólo a entidades financieras o suplantado a personas, sino que también secuestran información y piden rescate para liberarla.

Hace poco conocimos dos casos: el primero es el de Colonial Pipeline, una de las mayores compañías de distribución de gas en los EE.UU. y el segundo fue a JBS, una empresa dedicada a la producción de carne. Colonial Pipeline puso en jaque el abastecimiento de combustible de gas en varios estados por donde pasa su tubería.

Pero del lado bueno, existen compañías asociadas al sector de ciberseguridad que hoy están fortaleciendo el entorno tecnológico, evitando estos ataques.

Empresas cómo Palantir Technologies Inc. (PLTR), ETF’s cómo (BUG) o (IHAK), ofrecen alternativas tácticas y diversificadas con estrategias de largo plazo.

Asegurar los sistemas de pago, los viajes, compromisos empresariales, el suministro de servicios públicos, la internet, servicios financieros, educativos, salud y seguridad nacional, representan uno de los rubros más importantes en los presupuestos anuales de las grandes corporaciones y en el caso de los gobiernos, en sus presupuestos de defensa.

Es un sector de alto impacto e interés; sus servicios están en un punto de ascenso de la curva de demanda y se convierten en una oportunidad de inversión dentro de la estructuración de un portafolio de largo plazo.

Este artículo es informativo y no constituye una oferta en firme. Los activos mencionados están sujetos a las variaciones de los precios de mercado.

Si quieres conocer más acerca de nuestra opinión del mercado y nuestras mejores fórmulas de inversión, déjanos tu información en el siguiente formulario:






Mario Montoya