Canal Securities

Opciones financieras: otra alternativa de inversión

Las opciones son un derivado financiero, cuyo subyacente son las acciones. No todas las acciones que cotizan tienen opciones y no todas tienen vencimientos similares.

(1ra parte: el derecho)

Las opciones financieras son eso, una opción, un chance… una oportunidad. Existen criterios mínimos para irse por el camino de las opciones, dado que su mercado es 3 ó 4 veces más volátil que el mercado spot de acciones.

Existen dos clases de opciones: las opciones americanas y las europeas. La primeras pueden ser ejercidas en cualquier momento antes de su vencimiento, mientras que las europeas sólo podrán ser ejecutadas al momento de su vencimiento.

Evidentemente, las opciones americanas son las que manejan un mayor volumen y por ende son del interés de los inversionistas.

Dentro de las opciones se encuentran dos alternativas: la opción Call que da un derecho a comprar y la opción Put que da un derecho a vender. Como su nombre lo indica, comprar una opción da el derecho a comprar en el caso de un Call y en el Put da un derecho a vender.

Si al momento de su vencimiento, la opción no es ejecutable, es decir, no da un beneficio, la pérdida estará limitada al valor de la prima pagada. Pero las ganancias si pueden avanzar más allá de ese valor pagado por los contratos.

Las opciones sirven para cubrir posiciones, para vender o comprar a futuro una acción o para agregar valor a un portafolio. Su liquidez es muy importante y de esto deriva la frecuencia de vencimientos que tenga el subyacente. Es más, una vez comprados los contratos de opciones, pueden ser vendidos sin ejercer el derecho a la compra y ganarse la valorización de los mismos.

Lo importante es saber de que lado se quiera estar según la perspectiva de mercado, es decir, si es bajista o alcista y así tomar la opción Call o la opción Put.

Si el inversionista cree que el mercado va a subir, debería considerar comprar Calls y pagará una prima por ello, mientras que al comprar una opción Put, es porque su percepción es la de un mercado o un activo que tiene un escenario bajista y también paga una prima por ello.

Y es así como se hace una inmersión en este mercado, porque no es para todos los inversionistas. Se debe considerar que es para el largo plazo, que se deben tolerar variaciones de precio, que las acciones subyacentes de los contratos sean de todo el gusto del inversionista y sobretodo, que se esté muy bien asesorado antes de entrar al mercado.

En una segunda entrega sobre este tema, hablaremos del otro lado de las opciones… de quien las vende… porque si estamos comprando, es porque al otro lado existe alguien que las está vendiendo.


Si quieres conocer más acerca de nuestra opinión del mercado y nuestras mejores fórmulas de inversión, déjanos tu información en el siguiente formulario:

Mario Montoya